sábado, 10 de septiembre de 2016

JARRONES CON SORPRESA

Hola, buenos días, y feliz finde. Sábado y acabando semana, solamente se me ocurre que tengo un montón  de tiempo para hacer trastadas, de las mías.




Ya sabéis que soy la superwoman del reciclaje. Que todo lo convierto en otra cosa, se reutiliza, se le da nueva vida, se le da una vuelta, etc, etc, etc.. Pues siempre toca, si no un pito, una pelota.




Pues ha llegado el día en que la he hecho de las buenas, por no decir que la he cagado, porque queda muy feo.



Hace así como mil años, alguien, no recuerdo quién, trajo a casa de mi madre un jarrón. Por alguna razón que desconozco, (supongo que a mi madre no le gustó y me lo endiñó a mí) el jarrón de marras ha convivido con mi familia, durante todo el tiempo que soy capaz de recordar.



Ha ido de aquí para allá, ahora una estantería, ahora un trastero, que en el altillo de la escalera, que casi, casi, a la basura. Bien está la cosa; hasta que decido, con este cerebro, con el que me ha dotado la naturaleza, que lo puedo tunear, para darle una vida nueva. Aquí os presento al famoso jarrón, y su antes de pasar por mis manos.



Tras unas manos de pintura, un craquelado, unos decoupages, , y la satisfacción del trabajo bien hecho, éste es el resultado.



Feliz como una perdiz, lo publico en mis redes, como el que simula ser artista, y cree haber hecho algo importante.

Una avalancha de mensajes, por Facebook, por Instagram, casi me mandan cartas escritas a mano para explayarse con lo cateta que soy. Resulta ser, que el jarrón, que yo tan alegremente he estropeado, es un socarrat de cerámica de Manises (Valencia), que tiene no se cuanto valor y que están demandados por los coleccionistas de semejantes objetos.

Por otra parte están los que directamente me han dicho que les gustaba más antes, independientemente de lo del socarrat.

Tendré que replantearme mi talento, y dedicarme a otros pormenores, que por este camino, me parece que no voy bien.












Con lo emocionada que estaba yo con mis cosillas!!!
Bueno, hasta mañana, que me voy a llorar un ratillo, para desahogarme, buuuaaaaaa!!!!





11 comentarios :

  1. Perfecto cariño te mereces el cielo un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ya se sabe, dicen que para aprender perder, ayer perdí yo toda la tarde intentando revivir un portátil con piezas de otro, pero al final misión imposible dado que tenía la gráfica tocada, aunque esto se puede reparar los resultados no garantizan una durabilidad del portátil.

    Pero nada, hay que mirar el lado positivo de todo, tu aprendes que hay que documentarse acerca de la procedencia de los jarrones antes de "tunearlos" y yo aprendi desmontar la pantalla del hp pavilion dv5.

    Un abrazo y sigue así que vas por buén camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que tienes razón, de todos los errores se aprende, y este me ha enseñado mucho.

      Eliminar
  3. Uffff....la verdad que si lo piensas, tendria un valor economico o historico antes, pero era tu jarrón sin mucho valor para ti, para vosotros, ahora lo ves con otros ojos....no le des vueltas a lo inevitable, miralo como lo que tienes ahora, un jarrón restaurado y pintado por ti.

    Las lágrimas siempre pueden ser buenas,es un desahogo, pero no por pensar que has hecho algo mal.

    Animo y disfrutalo tal y como.lo ves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces tengo la sensación de que el talento me lo he inventado y me lo he creído. Un besazo.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Es que a veces tengo la sensación de que el talento me lo he inventado y me lo he creído. Un besazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias!! Es más bien una loquita, que no le temo a nada, jejeje

      Eliminar

Hola soy Maraya, ¿me dejas un comentario?

Recomienda el blog

  

Contador de visitas

Páginas vistas en total

Google+ Followers

El blog en tu idioma

Comentarios recientes

Lo más visto