BOLSITOS CUQUIS

by - martes, agosto 25, 2015

No sabría decir a ciencia cierta, que me gustaba más. Si jugar a la goma, a la cuerda, al tricolé, al marro, al churro vá; nunca nos aburríamos, siempre había algún juego a nuestra disposición, para el que no necesitábamos nada más  que las ganas de jugar. Todos los del barrio jugábamos juntos, niños y niñas, escondiéndose a la vez, con la consabida putada de que veías a todos menos al último y le daba un mamporrazo a la pared y "¡¡¡¡por mi y por todos mis compañeros, pero, por mí el primero!!!!", y nada, pues a pagar otra vez. Pandillejas de barrio, que llamábamos a los timbres de los que no nos caían bien, cuando ya era de noche; y el vecino en cuestión, (que no tenía que pensar mucho para saber quién le había jodido el currusquillo somnoliento) se asomaba al balcón y voceaba lo que no hay en los escritos.
Ese palo, el palo, ¿os acordáis del palo? Era un palo de la luz al que le habían puesto unas piedras, y nos servía de banco improvisado para pensar en las próximas fechorías.
Gracias, a quién corresponda, por haberme dejado nacer ante de la revolución tecnológica, de los móviles, tablets, incluso en casa no había ni teléfono fijo, no sé, hasta que tuve 19?????
Hoy todavía nos vemos. Algunos hemos seguido con la relación, otros sólo "Hola y Adiós" o "Cómo estan los chiquillos" poco más, pero los recuerdos se ven reflejados en las sonrisillas cómplices que sólo nosotros vemos, por debajo de la nariz.
Bueno, la nostalgia da paso a la actualidad y estoy segura de que ya entonces me hubiera encantado tener algunos de estos bolsitos, que son una cucada, jijijji

Bolso cuqui, para adolescentes, con muñeca Gorjuss, azul celeste

El trapillo da un efecto especial, el punto que se utilice también es muy importante, en este caso punto Puff y punto bajo con aplique de muñeca Gorjuss


También te puede interesar

1 comentarios

Hola soy Maraya, ¿me dejas un comentario?