ALPARGATAS, BIENVENIDAS CHICAS.

by - domingo, mayo 29, 2016

Ya llega el calor, aunque en realidad, por aquí, no ha llegado a irse. Nuestros pies, sacan los deditos al sol, tipo caracolillo. Nos damos cuenta que no nos hemos depilado desde........ Los dedos negrean, diciéndonos, "quítame estos pelos, quiero respirar, socorrrrooooo". Llamamos de urgencias al centro de estética de cabecera; tras un dolor considerable, y un calor del copón, ya estamos preparadas. Nuestras piernas lechosas, brillan en la oscuridad. Nos entran las prisas playeras; y cómo no, la ropa y el calzado, da una nueva vida a los armarios, que descansan del peso, que cada año les imponemos, al llenarlos de tanta lana que no usamos.

WOW!!!! Que no me entra nááááá. Cambiamos las magdalenas y croissants (con lo ricos que están) por cereales integrales, fruta y un café con stevia. Las ensaladas, las pechugas a la plancha, verduritas hervidas, dieta, dieta, dieta....... Nos entra la neura, de querer estar como las modelos que anuncian los cereales, y nos compramos,no una, ni dos sino tres cajas, que vamos a adelgazar más y mejor.

Conclusión: qué estrés, escuatro, esdetó!!!!

Pero lo que sigue igual, una vez que han pasado por chapa y pintura, son tus pies!!!

Aunque hace tiempo que yo estoy haciendo alpargatas, este año "la moda" ha decidido darme la razón y  sacarlas a los escaparates de las zapaterías, como si se hubieran inventado hoy. 

Date un capricho, comprueba lo cómodas que son, y haz que tus piernas luzcan preciosas con algunos de estos modelos. Están hechos a mano, a partir de una suela de esparto, con las telas que más te gusten. Las suelas son planas, de 3cm o de 5cm en cuña, lo que las convierte en muyyyyy cómodas. 

Besosososos!!!!


Con estos
materiales 
conseguimos esta  espardenya!!
Grafiteras!!
Marineras!!

 También para niñas!!!

 A conjunto con tu bolso!!


Primaverales
Piratas



También te puede interesar

1 comentarios

  1. Muy monas si señor,aunque las prefiero con un poco mas de altura :P

    ResponderEliminar

Hola soy Maraya, ¿me dejas un comentario?